Inicio » Pregúntale al experto »Saber » Actualmente Leyendo:

Pregúntele al experto

septiembre 11, 2013 Pregúntale al experto, Saber No hay Comentarios

Vinos del viejo del «nuevo mundo»: ¿en qué se diferencian?
Los vinos elaborados en el nuevo mundo (Australia y Estados Unidos, principalmente) son ricos en alcohol, por encima de los 13,5% vol., con maduraciones al límite, mucha fruta, pobres en polifenoles, adición de acidez, taninos de roble, maderas nuevas muy tostadas… En el viejo mundo, es decir Europa, priman las Denominaciones de Origen, la tipicidad de las uvas, el equilibrio de los polifenoles de la fruta, niveles de alcohol moderados y una estricta limitación de aditivos.

¿Por qué algunos vinos huelen a cebolla?
Este aroma de cebolla, ajo o gas natural es provocado por el etanotiol, es decir, la mezcla de etanol y sulfuro de hidrógeno. Es muy desagradable y suele encontrarse en vinos evolucionados.

¿Por qué hay cavas muy ácidos?
Este tipo de acidez (málica) se consigue dejando el vino sin realizar la fermentación maloláctica, que le daría más suavidad. Normalmente, se efectúa este método en vinos blancos y cavas, pues en tintos resultaría muy agresivo (en su conjunto con los taninos).

¿Es cierto que en determinados vinos se han descubierto rastros de veneno de las avispas?
Un estudio del equipo médico del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, dirigido por la alergóloga Alicia Armentia, detectó que algunos pacientes se acaloraban o mareaban cunado tomaban vinos jóvenes. En principio se atribuía al efecto del alcohol, pero la primera sospecha de que la causa podía ser otra surgió con un paciente que acusaba graves problemas al tomar solo ciertos vinos que llegaban a provocarle un «shock». Tras barajar varias hipótesis, Armentia observó en la bodega de un amigo que las uvas que entraban en las tolvas estaban cubiertas por nubes de avispas. Esa era la explicación: parte de su veneno quedaba también en los mostos. La transferencia se produce por contacto oral, cuando las avispas liban el azúcar de la uva. La investigación también determinó que los síntomas se producían con mostos recién prensados, con vinos jóvenes y no en los que tenían crianza en madera. Es un hecho excepcional, aunque es algo que deben vigilar las bodegas.