Inicio » Gente de Vino »Saber de vino » Actualmente Leyendo:

Veni vidi vici

abril 30, 2015 Gente de Vino, Saber de vino No hay Comentarios

Por Deby Beard. Desde que era una niña Rocío Osborne soñaba con formar parte de la empresa de su familia, el prestigioso Grupo Osborne, que desde 1772 se dedica a la elaboración de jerez, brandy, vinos y licores. Hasta donde Rocío es capaz de recordar, el vino siempre ha formado parte de su vida. Su sueño era integrarse en el negocio familiar, pero la filosofía de la familia Osborne exigía que previamente adquiriera experiencia y demostrara su valía profesional fuera de la empresa familiar.

Por esta razón inició su carrera profesional en el sector bancario y financiero, en el que adquirió una sólida base de conocimientos sobre la gestión económica y financiera. En 2008, esta joven emprendedora profundizó en el arte de elaborar vino bajo la dirección de viticultor internacional Adam Richardson. Durante este tiempo, ambos estudiaron la producción de vino en la costa central de California, en Central Valley y finalmente, en Livermore Valley. En palabras de Adam: «Rocío tiene un extraordinario registro sensorial y ha incrementado rápidamente sus conocimientos de viticultura hasta un nivel excepcional para una persona de su edad».

Veni, vidi, vici

La familia Osborne es pionera en la elaboración de vinos de Jerez en España. Hoy, el Grupo gestionado por la sexta generación de la familia, cuida con celo el legado de tradición, excelencia y pasión por el vino instaurado por su fundador, Thomas Osborne Mann. En la actualidad es propietaria de marcas como Cinco Jotas, Sánchez Romero Carvajal, Anís del Mono, Veterano, Magno, Carlos I y Montecillo, entre otras.

Veni, vidi, vici, así ha sido el recorrido de Osborne en su expansión internacional: traspasar fronteras, ver el mercado y triunfar. Tienen un objetivo claro: seleccionar, elaborar y acercar a consumidores de todo el mundo los productos y marcas de alimentación y bebidas de mayor autenticidad y prestigio. Para lograr tal fin en sus más de dos siglos de historia, la evolución de la compañía ha estado unida a una fuerte capacidad de adaptación a las nuevas exigencias del mercado, siempre con un espíritu emprendedor y dinámico, y una clara apuesta por la internacionalización.

Y así se lo reconocen los certámenes del sector, que ponen en valor el buen hacer de la compañía y la calidad de sus productos. Como muestra, la IV edición del concurso China Wine & Spirits Awards Best Value 2013, donde Bodegas Osborne fue galardonada como el Mejor Productor de Espirituosas de toda Europa, lo que refuerza aún más su saber hacer y conocimiento en la elaboración del brandy.

Mi recomendación: Montecillo. Este vino posee elegancia y potencia y nos regala un juego aromático de especias y minerales, su aroma espectacular a fruta roja y negra madura nos transporta al bosque y su delicadeza gustativa nos lleva a la emoción sensual del trago sabroso y goloso.

Montecillo Gran Reserva 2005
Bodegas Montecillo / www.osborne.es
España, D.O.Ca. Rioja
Variedad: Tempranillo
Crianza: 24 meses en barricas de roble francÈs y 36 meses en botella.