Inicio » Café, copa y puro » Actualmente Leyendo:

De la buena molienda

julio 15, 2015 Café, copa y puro No hay Comentarios

Para el amante del café, su preparación es todo un rito que garantiza la calidad final de una infusión sometida, demasiadas veces, a terribles torturas que la desvirtúan, perdiéndose por el camino gran parte de su riqueza aromática y alterando seriamente su sabor. Una de las manipulaciones más delicadas es la molienda, sencilla pero vital operación a la que muchas veces le prestamos poca atención. Nunca se insistirá lo suficiente en lo delicado de este proceso. La mayoría de los problemas de sabor y aroma, salvo los derivados de una mala selección del grano o de un tostado incorrecto, tienen que ver con esta fase de la preparación del café. Han evolucionado mucho las técnicas y útiles para el molido del café desde los molinillos que utilizaban nuestros abuelos, a base de mucho brazo y buena paciencia. Estos inolvidables molinillos eran de madera, con su cajoncito, manivela y muela. Tenían el inconveniente de que si no se utilizaban bien o no estaban los discos metálicos en buen estado, podían calentar en exceso el polvo de café, acelerando los procesos oxidativos lo que ocasionaba la pérdida de aromas. Hoy existen excelentes molinillos eléctricos que permiten triturar el grano sin calentarlo en exceso, y con diferentes velocidades para obtener una mayor o menor finura del polvo. El más fino, generalmente el número 6, se corresponde con la mayoría de las cafeteras a presión.

La cantidad que debemos utilizar en una taza es de unos 10 gramos y nunca debe estar demasiado compactado. No hay que olvidar que el agua, o vapor, deberá pasar entre sus partículas con cierta facilidad para no extraer demasiado, lo que alterará su delicioso equilibrio, perdiendo parte de la sutileza aromática.

En términos generales, a una molienda fina le corresponde un sabor fuerte y amargo, mientras que una gruesa da como resultado un café flojo y poco concentrado. Una vez molido el café, es importante prepararlo cuanto antes, ya que el fino polvillo se oxida con extremada rapidez en contacto con el aire. Por eso, si muele más de lo debido, debe guardarlo en un recipiente hermético y conservarlo en la nevera.

Si compra el café ya molido, elija una marca que lo envase al vacío, con válvula, pues ésta permite cierta salida de gas pero impide la entrada de oxígeno. Abierto el paquete, deberemos tomar las mismas precauciones que si lo hubiéramos molido nosotros, procurando consumirlo antes de que transcurra un mes desde el día de su apertura. Y recuerde que un buen punto de molido se comprueba tomando una pequeña cantidad de polvo de café entre las yemas de los dedos: debe desprenderse al sacudirlo.

 

Related Articles:

Los beneficios de la cafeína

junio 17, 2015

El café debe su prestigio, junto al embriagador aroma, a un principio activo demonizado en estos tiempos de fundamentalismos salutíferos: la cafeína, parte esencial de su magia y, todo hay que decirlo, agente fundamental de la adicción que el consumo exagerado de café provoca. La cafeína es un estimulante suave y muy beneficioso en dosis [...]

La madera, el alma del brandy

junio 5, 2015

Si para muchos vinos la madera es parte esencial del buqué, para el brandy es sencillamente su alma. Y no cualquier madera ni cualquier tonel, sino la bota jerezana que previamente ha contenido el inimitable vino de Jerez. Esa madera de roble envinado, codiciada tanto por los elaboradores de brandy como por los fabricantes escoceses [...]

Mirar, oler, probar: Técnicas para catar un brandy

octubre 20, 2014

Dicen los expertos que el arte de catar no es ningún arte, sino técnica, pero que la técnica de catación es todo un arte. No es que nos quieran confundir, sino es su manera particular de desmitificar la profesión de sumiller. Lo cierto es que, arte o técnica, esto de analizar las cualidades organolépticas de [...]

El arte de las mezclas para un café muy personal

abril 22, 2014

Como toda infusión, preparar un buen café exige un poco de habilidad, respetar ciertas reglas de oro y contar, naturalmente, con la materia prima adecuada. Luego podrá optarse por las diversas formas de hacer un café, que incluyen desde sofisticadas cafeteras al popular puchero, del filtro de papel a la manga de tela. Difícilmente existirá un [...]

El gusto de la variedad

abril 8, 2014

Cuando degustamos una taza de café pocas veces nos preguntamos con qué variedad está elaborado. El café es bueno, regular o malo, en nuestro juicio simplista, pero hay un mundo de gustos y aromas que dependen, en gran medida, de la variedad de grano con el que está elaborado. Y aunque todos son café, no [...]

  • 10514967_10153169285601664_652447062_n
  • 10514792_10153167704856664_2036417020_n
  • 10508497_10153167628326664_1924316527_n
  • 10508376_10153169284451664_1859779340_n
  • 10508304_10153167632036664_146687237_n
  • 10502432_10153169286076664_511865666_n
  • 10501281_10153169285776664_211194151_n
  • 10490266_10153169286561664_23777672_n
  • 10490232_10153167637486664_883614920_n
  • 10489197_10153167705681664_42422752_n
  • 10488965_10153167666086664_1105998929_n
  • 10488894_10153167630956664_1504316843_n
más fotos en... Flickr

NewsLetter

Nombre
Nuestras noticias en tu e-Mail