Inicio » Saber » Actualmente Leyendo:

Rossini, vino y música

septiembre 11, 2015 Saber No hay Comentarios

Carlos Iglesias. Es difícil encontrar un gran personaje que no sea excesivo en algún aspecto de su vida. Uno de estos personajes es, sin duda, Rossini. Un genio precoz que ya a la edad de 14 años había compuesto «Demetrio y Polibio», y con 18 años estrena en Venecia su ópera «El Contrato Matrimonial». Su reconocimiento con óperas como «El Barbero de Sevilla» que empezó entusiasmando nada menos que a Beethoven. Pero, aparte de esta su genialidad, también supo ser genial en su forma de vida. Después de haber ganado gran cantidad de dinero, decide a sus treinta y siete años, dejar de componer, a pesar de que su creatividad se mantenía intacta como muestra su monumental «Misa», escrita cuando ya tiene 71 años. Un menester le esperaba: vivir en función del buen comer y beber.

No era un mero aficionado del disfrute, era todo un verdadero experto. Él mismo supervisaba la selección de vinos que habían de servirse en la mesa, y le encantaba meterse en la cocina e inventar nuevos platos: la lista de recetas «alla Rossini» tiene una considerable extensión. Uno de sus más famosos platos es el Tournedos Rossini, nacido en un restaurante parisino que frecuentaba, donde un día pidió al chef que lo sorprendiera con algo nuevo. El cocinero decidió combinar ingredientes de una manera poco ortodoxa, y realmente lo sorprendió. Mientras preparaba el plato junto a su mesa, Rossini no cesaba de darle consejos, corregirle, hasta que el cocinero, harto, le expresó su disgusto. Rossini entonces le dijo que si tanto le molestaba, que le diera la espalda («tournez le dos») y que siguiera preparando el plato para que él no lo viese. Allí nació una creación que es y será un eterno clásico.

Será en las cocinas de los Rothschild en donde conocerá a su amigo más entrañable y querido: Carême. Cada vez que Rossini era invitado a casa de los Rothschild, primero se dirigía a la cocina para saludar a Carême, y de paso, lograr que éste le aconsejara los platos más deliciosos del menú. La relación amistosa no terminó con la distancia, puesto que Carême en una ocasión le envía a Bolonia un faisán trufado, en cuya caja le escribe una nota sencilla: «De Carême a Rossini». El Maestro respondió a este detalle con una pieza musical titulada «De Rossini a Carême».

Su seriedad y rigor quedan bien reflejados cuando en 1864 el Barón de Rothschild le envía unos cuantos racimos de las maravillosas uvas de sus invernaderos. El Barón recibió esta respuesta: «¡Gracias! Su uva es excelente, pero no me gusta mucho el vino en pastillas; con las cosas del beber no se juega ni se gastan bromas».

Related Articles:

El vaso femenino de Vermeer

noviembre 17, 2017

Vermeer Van Delft es un pintor del siglo XVII exquisito y a la vez inquietante. De él se conservan unas 36 obras que ejercen una extraña fascinación si se tienen en cuenta los intentos de robo de sus cuadros. Éste que hemos seleccionado, desde nuestro mirar actual, parece algo obvio: una mujer bebiendo con un [...]

Así nació el champagne

noviembre 25, 2015

Imagínate la escena: un día cualquiera del mes de enero de 1690. Está amaneciendo, y la lechosa luz del alba se filtra tímidamente en la bodega, situada en los profundos sótanos de la Abadía de Hautvillers, convento benedictino administrado con mano firme por Dom Pierre Pérignon. El monje, bodeguero y buen cultivador de viñas, sostiene [...]

Los mil y un vinos

noviembre 21, 2015

Carlos Iglesias. La encantadora y bella Schehrazada durante mil y una noches inventa y narra toda una serie de historias a su esposo, el rey Schahriar, para que se mantenga en suspenso hasta el amanecer; de este modo logrará aplazar el decreto por el cual, cada noche, el rey dormiría con una joven distinta y [...]

Vino y moneda

noviembre 11, 2015

Pocas dudas pueden existir sobre la importancia y el valor que la moneda ha tenido en el desarrollo de la humanidad. Es el signo objetivo máximo de las transacciones económicas y, por tanto, refleja el estado de desarrollo de una sociedad. Todo lo puede la moneda, y en torno a ella se mueve la vida; [...]

Anacreonte, el dulce beber cortesano

octubre 22, 2015

Por Carlos Iglesias. No siempre en la antigüedad el beber va asociado a una vida que desborda cualquier clase de límite vital, como sucede con esta representación de Baco que nos ofrece Rubens; un Baco rebosante de carnalidad y sin el menor atisbo de pudor. Existe otro modo de beber más pausado. Es el caso [...]

  • 10514967_10153169285601664_652447062_n
  • 10514792_10153167704856664_2036417020_n
  • 10508497_10153167628326664_1924316527_n
  • 10508376_10153169284451664_1859779340_n
  • 10508304_10153167632036664_146687237_n
  • 10502432_10153169286076664_511865666_n
  • 10501281_10153169285776664_211194151_n
  • 10490266_10153169286561664_23777672_n
  • 10490232_10153167637486664_883614920_n
  • 10489197_10153167705681664_42422752_n
  • 10488965_10153167666086664_1105998929_n
  • 10488894_10153167630956664_1504316843_n
más fotos en... Flickr

NewsLetter

Nombre
Nuestras noticias en tu e-Mail